Una joya olvidada

Vuelvo al ataque con mis Thrilling Cities, esa guía de viaje que Ian Fleming escribió a petición del periódico por el que trabajaba. Yo, a diferencia de él que viajó a Nueva York y a Tokio entre otras ciudades, he ido hasta Norwich, en el norte de Inglaterra, a unas dos horas y media de Londres en bus. 

No había oído hablar nunca de esta metrópoli hasta que en la universidad conocí a alguien que viene de ahí pero, ahora, no paro de escuchar ese nombre: Dame Judi Dench grabó allí la película Tulip Fever, Los Vengadores también pasaron por ahí en su primera película, Tailor Swift empezó allí su gira y ahora el actor/DJ Idris Elba pincha en los garitos de la ciudad y es la ciudad natal de la ganadora del BAFTA Olivia Colman..

Escondida en el este de Inglaterra, la pintoresca ciudad de Norwich es, puedo decir después de mi visita, una joya olvidada. Norwich, antigua capital de Reino Unido, está llena de arte, cultura y excelentes lugares. A menos de dos horas de Londres en tren, esta ciudad medieval es una meca para las tiendas independientes, la historia y la literatura.

Norwich tiene mucho que ofrecer. Es un fácil viaje en tren o autobús y le transporta a un lugar tranquilo, de aire limpio y fresco. La gente es amable, las tiendas son únicas y los edificios atractivos. La ciudad es famosa por su vibrante mercado medieval. Fundado en el siglo XI, es una tradición y marca registrada de Norwich. Los puestos de colores brillantes atraen a los turistas a esta ecléctica experiencia de compras. Hay algo para todos.

Una vez que el mercadillo le haya preparado para un viaje en el tiempo, diríjase a la catedral –donde Dame Judi Dench grabó esa infravalorada cinta que decía al principio. Norwich se jacta de tener la catedral más grande y bella de toda Inglaterra. Los extensos terrenos de la iglesia son de entrada libre e incluyen el Jardín Japonés, el Laberinto y el edén de Hierbas. En el interior, experimentará casi 1.000 años de historia y conocerá algunas de las mejores arquitecturas románicas y góticas de la región. En la parroquia se celebran conciertos nocturnos, conferencias y recitales de coros a la luz de las velas. En un bonito día de primavera no hay nada más agradable que un paseo a orillas del río Wensum. Asegúrase de visitar Pulls Ferry, una compuerta de agua del siglo XV.

¿Hambriento? Pruebe The Bicycle Shop (La Tienda de Bicicletas). No, no vende bicicletas, pero sí ofrece una comida deliciosa. Le dará la sensación que está entrando en un ático olvidado que solo necesitaba ser explorado. Cada mesa está equipada con una vela de tallo largo que se encuentra en una botella de vino o jarra de agua creando una iluminación de ambiente íntimo. También hay amplias opciones vegetarianas y sin gluten. The Bicycle Shop tiene lecturas literarias y música en vivo durante varios días de la semana.

Norwich se enorgullece de sus tiendas y restaurantes independientes. Uno de los mejores escondites es The Book Hive, una librería independiente que se rumorea que es la favorita de Stephen Fry. La librería tiene una gran selección de autores nuevos y locales. Propiedad y dirección de escritores y artistas, siempre hay alguien a quien pedirle una recomendación.

Norwich le gustará, le sorprenderá.

*Artículo publicado en Diario de Mallorca (17/02/19)