Marvel

Diez años han pasado desde que Marvel Studios iniciara su andadura en el mundo del cine. Desde entonces su Universo cinematográfico marveliano ha servido para dar vida en la pantalla a decenas de superhéroes y supervillano que hasta hace poco sólo podíamos encontrar en sus cómics. En todo este tiempo Marvel ha producido 18 películas con unos ingresos en taquilla de más de 5.200 millones de dólares. Toda una gallina de los huevos de oro que otros también tratan de exprimir: otros estudios, rivales como DC y cadenas como Netflix hacen que tengamos superhéroes por todos lados.

Quién lo hubiera dicho en los 80, cuando los coleccionistas de cómics soñaban con un Universo Cinematográfico que en aquel entonces era inviable por recursos. Es cierto que tenían a Superman, pero las películas de superhéroes fueron ridículas hasta el año 2000. Fue entonces cuando muchos vieron en X-Men (20th Century Fox, 2000) la prueba de que se podían hacer por películas de superhéroes entretenidas y que sobre todo no ridiculizaban los cómics. Aquel cambio de milenio nos llevó por fin al lanzarredes con un Spiderman (Columbia Pictures, 2002) muy conseguido y, poco a poco, el goteo de más y más películas llegaban a las pantallas. Daredevil, Hulk y Los 4 Fantásticos fueron claros ejemplos de que los superhéroes se quedaban entre nosotros. Algunos, claro, para que otros hacían apariciones más discutibles, al menos en taquilla y crítica. Blade o El Motorista Fantasma no tuvieron el mismo recibimiento que estas primeras espadas del Universo Marvel.

Fue entonces cuando a Stan Lee y su equipo se les encendió la bombilla. ¿Por qué licenciar franquicias cuando nosotros podemos sacarles partido? Así nació Marvel Estudios, que debutó como un estudio de cine con el estreno en 2008 de Iron Man, que consagró a Elon Musk Robert Downey Jr. como el estandarte de una generación de superhéroes que además de salvar el mundo lo hacían con gracia.

Desde entonces, repito, 18 películas han visto como Marvel tenía razón. Las películas tenían atractivos diferentes para públicos diferentes, y con sus luces y sus sombras, Marvel Studios ha sido la abanderada de una era en que los superhéroes nos han rodeado no sólo en estas producciones, sino también en otras que llegaban a acuerdos con Marvel tanto para cine y televisión.

Los Vengadores han sido los claros protagonistas de este Universo Cinematográfico Marvel, aunque ha habido sorpresas con la fantástica Guardianes de la Galaxia en que el tono humorístico domina a la trama en sí. De hecho esta práctica parece haberse extendido a otras producciones ya que en taquilla funciona.

Si hablamos de otras productoras, 20th Century Fox ha seguido defendiendo con fuerza a lo que se ha convertido en símbolo de esta generación de superhéroes: Lobezno, que con la prodigiosa Logan (20th Century Fox, 2017a) demostró que las películas de superhéroes pueden ir más allá de las palomitas. No sólo eso: a 20th Century Fox se han sacado de la manga genialidades como Deadpool de la que pronto veremos una segunda parte que han confirmado que las películas de superhéroes para mayores de 18 años (por trama o contenido explícito) tienen sentido.

Columbia no ha tenido tanta suerte con algunos remakes de Spiderman pero la última, Homecoming (producción conjunta con Marvel Studios), dio a muchos por fin al superhéroe que muchos esperaban.

La fiebre de los superhéroes se ha extendido en todo tipo de ámbitos, pero el más cercano al cine es por supuesto el de la televisión. Las grandes cadenas televisivas han llegado a acuerdos para licenciar diferentes personajes de Marvel, y lo han hecho en muchos casos con un gran éxito. Tenemos a ABC con su Agents of S.H.I.E.L.D., Agente Carter y sus Inhumanos, a Fox con The Gifted y a Hulu con Runaways, por poner algunos ejemplos. Sin embargo es Netflix la que ha sido más prolífica en este ámbito, y ha creado su propio y particular segmento del Universo de Marvel con Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage, Iron Fist, The Punisher y The Defenders.

Como ocurre en el mundo del cine, no todo ha sido de color de rosa en esta oferta pero como sucede en la gran pantalla, tenemos la suerte de estar viviendo una época en la que hay de todo para casi todo el mundo.

De hecho toda esta sobrecarga de superheroisme nos hace pensar cuáles serán las próximas grandes estrellas de este panorama en los próximos 10 años, más allá de lo que anunció Marvel Studios o el resto de productoras. Sean los que sean, no se preocupe porque seguro que todos los cómics acabarán llegando, sobre todo cuando parece que queda demostrado que a esta gallina le quedan muchos huevos de oro para poner.

Son buenos tiempos para los fans de los superhéroes. Magníficos, diría yo. Súper, súpermomentos.

*Artículo publicado en la revista Ala Est (Febrero 2018)