El test

“Si estás buscando formas de evitar terminar la presentación de mañana”, me escribe un compañero de clase en un mensaje de texto, “haz este test”. Me envía un enlace a un riguroso cuestionario en línea (disponible en español en el enlace del final) que indica qué tipo, entre dieciséis diferentes, de personalidad eres. Me quedan todavía un par de horas para buscar sobre Foucault y ya he entregado el trabajo de cómo la clase social afecta a la obesidad infantil. La suerte está echada, así que obviamente pierdo unos quince minutos haciéndolo y un par de horas leyendo los resultados y pensando sobre ellos.

“Soy un aventurero”, le digo al amigo del principio. "Lo que, por lo que puedo deducir por la descripción, significa que me encierro en mí mismo, soy excesivamente emocional, observador, flexible y le doy demasiado al coco”. “¿Eso no quiere decir que eres un poco neurótico?”, me dice junto a un par de emoticonos. “Tal vez,” respondo yo, “pero no necesitaba hacer un test para saber eso… aunque estoy de acuerdo con casi todo lo otro. ¿Qué te ha salido a ti?”. “Mediador, que me recuerda más a ti que a mi porque quiere decir que soy un idealista, que siempre busco el indicio del bien incluso en las peores personas y eventos. De todas formas, tiene razón en casi todo lo demás”, responde mi interlocutor.

Le envío una captura de pantalla del desglose de mis resultados. “Dice que siento el 75% del tiempo y pienso sólo el 25%. Eso no es bueno, nada bueno.” Recibo un captura de sus porcentajes, son muy similares, ese en concreto es igual, y me dice que “Sí que es bueno. Por eso nos llevamos tan bien, porque sentimos más de lo que pensamos… Frida Kahlo era aventurera. Y Michael Jackson, y Hugo Reyes, el gordito de Lost, también, me dice él pero yo le contesto que todos los buenos son de los suyos, mediadores: Johnny Depp, los escritores J. R. R. Tolkien y Shakespeare, Julia Roberts, mi admirado y deseado Bond Tom Hiddleston. “¡Incluso Frodo de El Señor de los anillos, ja ja ja!”, escribe para hacerme la puya.

Toda esta introspección colectiva me hace pensar en temperamentos, defectos y ventajas durante días (prueba de que el test me había descrito a la perfección). Decido crear mi lista de tipos de identidad que he encontrado a lo largo de mi vida.

  1. Alguien que está absolutamente contento y fuera de lugar porque ha comprado algo de bueno y caro y lo menciona en cada conversación, hasta el final de su vida (importante pero no definitorio: hará lo mismo cuando se tenga que ir de vacaciones).

  2. Ese que te invita a cenar y, cuando estás de camino, te pide que traigas la mitad de los ingredientes.

  3. Una persona solamente interesada en salir de fiesta como una forma de evitar pensar en la muerte, y en cualquier otra cosa posible.

  4. Utiliza la palabra “apartamento” para describir su estudio con un problema de moho.

  5. Alguien que siempre es descrito como una “leyenda”, y te das cuenta cuando le conoces, que simplemente significa que da acceso a alcohol y demás cosas gratis.

  6. Gente con la extraña habilidad de ver consecuencias problemáticas en todo aquello que se haga o diga. Constantemente emiten juicios negativos cuando se les pide una opinión, normalmente poco razonados o inverosímiles.

  7. Ese amigo que llega 20 minutos antes a una cena (importante, pero no definitorio: siempre traerá pasta de dientes cuando va de viaje).

  8. El optimista de corazón abierto que se refiere al Universo como si fuera su viejo amigo de la escuela.

  9. Esa persona que sólo se acuerda de ti cuando te necesita, cuando tiene que pedirte algo.

  10. Autodenominada “miss universo”, cuya marca personal se diluye rápidamente para revelar a una mujer permanentemente borracha y pálida que viste una falda de cuero y un top que le deja el ombligo al descubierto.

  11. Un defensor de la justicia social que se refiere implacablemente a lo que “un blanco puede o no puede hacer”, aunque aparentemente no sabe que él también es blanco.

  12. Quien se cree un pacifista sensato al pronunciar constantemente la frase sin sentido “es lo que es.”

  13. Una persona que continuamente comenta en las redes sociales que está desesperada por verte y anhela ponerse contigo al día, y luego, cuando finalmente os veis, no tiene absolutamente nada que contarte y parece realmente ansiosa por deshacerse de ti y hablar con alguien más atractivo e interesante.

  14. Persona que se pasea por el vestuario del gimnasio tal como Dios le trajo al mundo, peinándose y pasándose horas escribiendo mensajes en bolas (importante, pero no definitorio: mean con la puerta del baño abierta. Desconozco si las mujeres actúan de la misma manera).

  15. Alguien que escribe “???” o “¿has leído mi último mensaje?” en WhatsApp en referencia a algo que dijeron sobre sí mismos o cómo se sienten y no has respondido durante tres horas al no haber nada que decir.

  16. Narcisista supremo que está ofuscado con uno (o todos) de los siguientes para perseguir su obsesión en forma de curiosidad: descubrir su ascendencia, pruebas de ADN, psíquicos, médiums y cuestionarios de personalidad.

Source: https://www.16personalities.com/es/test-de-personalidad